Tiempo estimado de lectura: 2 minutes, 4 seconds
Share Button

Cuando la pyme se convierte en PYME

Uno de los principales problemas que sufren las pymes en la Región de Murcia tiene que ver con su incapacidad para gestionar una empresa que aumenta su tamaño año tras año.

Tras asesorar decenas de pymes en la Región me he encontrado en muchas ocasiones con empresarios que viven mucho peor ahora que su empresa es más grande que cuando eran pequeños,“yo incapaz de llegar a todo y hemos empeorado nuestro servicio al cliente” me dicen.

Esto a simple vista parece una contradicción desde la perspectiva de la lógica, pero no lo es desde la perspectiva personalista.

Lo primero que debe hacer el empresario es darse cuenta de que su pyme se ha convertido en una PYME, y el modelo de “hombre orquesta” ha dejado de ser válido en un contexto donde el tamaño implica ser más exigente en la gestión.

Cuando esto ocurre y me llaman para que les asesore a organizar mejor su empresa suelo utilizar el modelo CANVAS, que es una metodología muy avanzada y revolucionaria que se utiliza para analizar la coherencia entre todos los aspectos de la pyme que conforman su modelo de negocio, es decir las bases sobre las que una empresa crea, proporciona y capta valor. Además es una metodología mucho más ágil que las tradicionales basadas en planes de viabilidad repletos de ratios sin relación clara, o en el análisis por departamentos funcionales.

Empezar a organizar mejor su pyme pasa por tanto por llevar a cabo un análisis de los siguientes aspectos clave: 1.-Segmentos de mercado (cliente potencial), 2.-Propuesta de valor (que ofrece o soluciona), 3.-Canales, 4.-Relaciones con clientes, 5.-Fuente de ingresos, 6.-Recursos clave, 7.-Actividades clave, 8.-Asociaciones clave (pueden ser con terceros), 9.-Estructura de costes.

Del análisis de estos aspectos y la relación entre ellos sabremos si hay una alineación y coherencia perfecta en la pyme o hay disfunciones.

Realizar dicho análisis es sencillo pues con 4 ó 5 sesiones de trabajo se puede extraer toda la información necesaria para emitir un diagnóstico ad-hoc.

Una vez tengamos el diagnóstico será cuando sepamos que “teclas hemos de tocar” en cada departamento y por tanto el momento de establecer un plan de mejora e implementarlo paulatinamente.

La organización es por tanto la consecuencia de una buena gestión, algo básico cuando una pyme compite en un entorno cada vez más exigente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>