Tiempo estimado de lectura: 2 minutes, 12 seconds
Share Button

El Empresario «orquesta» ha muerto

Basándome en los datos económicos que manejo de la Región de Murcia, con un crecimiento por encima del 3% en los dos últimos años me atrevería a decir que hemos dejado atrás esta gran crisis.

Aunque sin lugar a dudas el dato que considero más importante para aseverar que hemos salido de la crisis es la mejora en el rendimiento actual de las pymes y empresas con las que a diario mantengo contactos profesionales.

Esta mejora en el rendimiento de las empresas tiene principalmente una razón: empresas mucho más profesionalizadas que antaño. El modelo de empresario orquesta capaz de liderar el área comercial, productiva y financiera no tiene ya cabida en un escenario donde la especialización juega un papel determinante, dada la profundidad de conocimientos que exige gestionar cualquier área en la actualidad.

Lamentablemente gran parte de las pymes de la Región de Murcia no disponen del tamaño suficiente para poder asumir el coste de que supone tener profesionales de primera línea y eso limita el crecimiento y por tanto su competitividad cuando se enfrenta a grandes empresas.

De hacho la combinación de una reducida dimensión económica y el incremento del nivel de cualificación requerida han sido precisamente las razones por las que ha surgido la figura del asesor interino, pero ¿qué hace el asesor interino?

Bien, el objetivo del asesor interino es el de hacer las veces de adjunto a gerencia, director financiero etc… sin estar full time en la empresa, pero con una presencia en el día a día de los aspectos que son ya de cierta importancia en la Compañía, como por ejemplo generar indicadores que sean útiles para analizar la marcha de la empresa mensualmente, y tomar las decisiones objetivas que requiere el entorno actual.

Este tipo de cosas son las únicas sin las cuales no podemos sobrevivir hoy día, y para ello no es necesario contar con estos profesionales todos los días, y en esto radica su éxito ya que la pyme puede disfrutar de sus conocimientos por un 20% o 25% del coste total precisamente porque sólo están vinculados a la empresa para la realización de esos aspectos clave necesarios para su funcionamiento profesional.

El futuro de la pyme enfrenta una era en la que para poder competir con los grandes son necesarias nuevas formas de gestión, que aporten resultados profesionales y a un coste asumible. Créanme si les digo que esto es una realidad hoy día, sobre todo porque es gran parte de lo que hago a diario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>