Tiempo estimado de lectura: 2 minutes, 28 seconds
Share Button

Hay que mejorar la Gestión para tener Empleo de Calidad

Quizá suene un poco duro decirlo así, pero el empresario o emprendedor es el único organismo que existe sobre la tierra capaz de crear empleo.
Me refiero a que es el único que, poniendo en juego el poco o mucho dinero que tenga, así como su estabilidad personal, lidera la evolución de toda sociedad creando nuevos productos y servicios que nos hacen a todos la vida más cómoda. Este mérito es sólo de los empresarios.
De hecho una sociedad con una fuerte cultura empresarial es una sociedad más feliz y más evolucionada, y para demostrar que esto es cierto, sólo hemos de observar la calidad de vida que tienen los ciudadanos de aquellos países que están más cerca de la iniciativa pública, que de la privada, y por tanto de la intervención del estado.
Si focalizamos nuestro análisis en el empleo, como buque insignia del nivel de felicidad de una sociedad, vemos como ante la falta de trabajo, los ciudadanos deciden crear su propio empleo convirtiéndose en empresarios o emprendedores.
Vamos a poner un ejemplo: José Enrique, murciano de 40 años decide poner en marcha una pastelería ante la falta de ofertas de empleo. En esta iniciativa José Enrique pone todos sus ahorros y esfuerzo, amén de su sólida experiencia y saber en el arte de la repostería. Sin embargo a los 12 meses de iniciar su actividad los números no cuadran, y aunque sus pasteles están realmente buenos, José Enrique se ve desbordado por aspectos de la gestión del negocio que él no llega a controlar. En el mes 15 cierra la empresa. ¿En qué he fallado si mis pasteles están riquísimos?, se pregunta.
Cierto es que José Enrique es un gran artesano, pero no tiene nociones de gestión, y así como aquel que quiere trabajar en el Reino Unido debe saber algo de inglés, los empresarios deben saber algo de gestión.
La Región de Murcia está por encima de la media en lo relativo a la creación de empresas, de hecho, José Enriques hay muchos. El problema reside en que la mayoría de las empresas que se crean “mueren” entre los 6 y 18 meses. Por ello es imprescindible que las instituciones públicas den un paso más allá, y creen sistemas ad-hoc para que todos los empresarios de la Región puedan mejorar sus nociones básicas en materia de gestión.
Al final, José Enrique ha perdido todos sus ahorros y también su empleo, así como sus empleados, y aquel puesto de trabajo que creó se ha convertido en un empleo “basura” pues ha sido como un “contrato temporal”.
Si queremos empleos de calidad, no podemos fomentar el emprendimiento, con los riesgos que este tiene, si no somos capaces crear instrumentos que apoyen los ciudadanos en una de las mayores aventuras de sus vidas.
josemigueldelasbayonas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>