Tiempo estimado de lectura: 2 minutes, 11 seconds
Share Button

¿Por qué interesa tener una segunda marca?

¿Por qué me interesa tener una segunda marca?

Una de las principales ventajas que tienen los empresarios de sectores industriales, con respecto a empresarios que exclusivamente comercializan, es que pueden hacer uso de una segunda marca.

La pregunta que titula este artículo es por tanto una de las que con más asiduidad me hacen responsables de empresas que fabrican productos. Si ya es complicado gestionar una marca tanto a nivel comercial como a nivel de marketing, no me quiero imaginar una convivencia de varias marcas.

El primer paso que tenemos que dar para poder entender el contexto de una segunda marca es el de olvidarnos, de momento, del área comercial o de marketing, porque esta cuestión tiene que ver más con la fabricación que con otra cosa.

¿Cómo es posible que tenga que ver con la fabricación? Muy fácil, como sabemos una empresa incurre en unos costes fijos mínimos necesarios para poder fabricar sus productos, y estos costes son inamovibles.

Vamos a reducir el asunto al absurdo para entenderlo bien:

Tenemos una fábrica de queso que tiene €100.000 de costes fijos al mes necesarios para producir, y que actualmente fabrica un sólo queso al mes, porque sólo vende un queso al mes. En este caso los costes de fabricar dicho queso son altísimos, pues esa unidad incorpora €100.000 de costes fijos solo ella.

El empresario tratará de aumentar las ventas y fabricar muchos quesos para amortiguar esos costes fijos entre un mayor número de unidades. Si acabara vendiendo 200.000 quesos al mes, cada uno llevaría €0,5 de costes fijos, mientras que el primero llevaba €100.000 él solito.

Sin embargo para poder vender ese mayor número de unidades las empresas suelen bajar los precios de venta al público, y esto supone un problema para las marcas con gran reputación, porque han de mantener un nivel de precio asociado a su calidad.

Para solucionar esto precisamente las empresas han optado por sacar al mercado segundas marcas en las que ofrecen básicamente el mismo producto (con mínimas modificaciones o incluso ninguna) y a un precio mucho menor.

Esto obviamente ha hecho también que proliferen las marcas blancas, ya que podemos también optar por fabricar para otro y venderlo con su marca.

En cualquiera de los casos y como empresario habrán conseguido fabricar más barato, al fabricar más unidades, vender más (algunas con más margen) y lo más importante, no depreciar su marca bajando su precio de venta.

¿Ven cómo era una cuestión de fabricación?

josemi face3

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>