Tiempo estimado de lectura: 2 minutes, 15 seconds
Share Button

Que no te engañen «esos emprendedores» (1/2)

No me equivocaré mucho si digo que en los últimos dos años una de las palabras que más se utiliza en los medios es la de Emprendedor. ¿De dónde ha salido esta palabra? Principalmente ha surgido de la necesaria búsqueda del cambio y también de la hipocresía. ¿Por qué digo esto? La realidad es que los políticos de este país han decidido sustituir la palabra empresario por emprendedor, y no sólo los políticos, sino también muchos otros estamentos.

Todo el mundo sabe que para crear trabajo se han de crear empresas, y para eso ha de haber empresarios dispuestos a poner su esfuerzo para conseguir su fin. Sin embargo en España ser empresario está mal visto.

Es curioso como en España el 65% de los estudiantes quieren ser Funcionarios, y sin embargo en EE.UU el 60% de los estudiantes quieren tener su propia empresa. Tener su propia empresa no significa tener una fábrica de aluminio, que podría ser, sino trabajar por su cuenta y depender uno de si mismo, sea de lo que sea, y en España parece que lo mejor es depender de los demás.

No voy a entrar a valorar el porque de ese estigma que tienen los empresarios en este país, pero si voy a entrar a valorar el porque no nos deben engañar todos aquellos que se apellidan emprendedores, algo que está tan manido que ha perdido todo su significado.

Hoy en día con el auge de las aplicaciones online, como Twitter, Facebook, Linkedin etc…estamos totalmente desbordados de como en cada rincón de Internet encuentras diez emprendedores por metro cuadrado. En serio, ¿ahora todo el mundo es emprendedor y antes no había ni uno? Es que volvemos a lo mismo, no es lo mismo ser Empresario o Emprendedor (como aquel joven empresario), que dar vueltas por Internet haciendo creer a los demás que tienes la suficiente experiencia como para decirles que deben hacer para crear una empresa o startup, o como gestionarla. En serio no compremos esas cosas.

Para aconsejar como gestionar una Pyme o lanzar una Startup no vale con tener un blog y dedicarte a hacer retuits de supuestos gurús (que a lo peor tampoco lo son).  Para ello tienes que haber puesto en marcha muchas iniciativas empresariales y desde luego haber fracasado muchas veces, porque la realidad es que no se aprende retuiteando (que sirve para formarnos) sino hacienda remangándonos y asumiendo riesgos. Por eso mi consejo de hoy es no os fiéis de quien os diga como se hace una tortilla de patata y nunca haya batido un huevo.

josemi face3José_Miguel_de_las_Bayonas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *